Sorry, no hablo “spanglish”

No me tienes que conocer por mucho tiempo para saber que vivo orgullosa de ser puertorriqueña y de ser parte de una cultura tan rica y singular. No obstante, recientemente, me he dado cuenta de algo bien desagradable; así como cuando te topas con una aceituna dentro del pastelillo. Y es que hay bastante gente, primordialmente joven, expresándose más en spanglish que en español.

Me he encontrado leyendo estados en Facebook o escuchando conversaciones con el español y el inglés entrelazados o mejor dicho, amogollao’. ¡Qué feo que mezclen ambos idiomas como si fuesen complementos! Existe el español y el inglés; lo ven, así separados. El spanglish es un disparate; una aberración a ambas lenguas. I mean, ¿soy yo la única que lo encuentra super annoying que alguien starts talking to me in one language y que después lo cambie al otro? Ustedes entienden what I’m talking about, right?

No voy a sentarme aquí a mirar a todos de reojo. Yo peco de esto demasiado. Sin embargo, desde que me entró la manía, he hecho el ejercicio de obligarme a expresarme en el idioma en el que estoy hablando o escribiendo. Caí en cuenta que cuando estaba tentada a cambiar al otro idioma era porque no me acordaba de la palabra o porque no sabía cómo traducir ciertas frases. Fue ahí que me horroricé aún más pues entendí que lo peor era que, en cierto sentido, había perdido el dominio absoluto en cada idioma por separado. Comprendí que la raíz causa era que estaba tapando mi falta de elocuencia y vocabulario español con el inglés y viceversa (aunque lo he observado más del español al inglés).

Aclaro que el problema no es que sepamos inglés; saber más de un idioma es indispensable hoy día y es algo que siempre he promovido y practicado. El dilema está que en el fondo, no dominamos el español lo suficientemente para no depender del inglés en el día a día. Nos embrutecemos cuando recurrimos a este ejemplo de vagancia para utilizar nuestro idioma principal. Consecuentemente, nos limitamos a utilizar un vocabulario más lleno, más complejo y con más sabor así como es el puertorriqueño. (Y ni que se diga de los comemierdas que solo te hablan en inglés, pero bueno, ya esos son otros veinte).

Les cuento que ahora me paso con una aplicación de traducción para buscar aquellas palabras que se me escapan y un tesauro para buscar palabras alternas. ¡En tan solo una semana, he notado una mejora increíble en mi uso del vocabulario español! Es un reto, pero les exhorto a que lo tomen para que entiendan de lo que hablo.

Vamos, quizás soy la última persona que debería estar hablando de este tema. No me considero una escritora ni una ilustre en las letras, pero sí me encanta escribir y sí amo las palabras. Como puertorriqueña y amante de los idiomas, lo menos que puedo hacer es saber utilizar mi idioma principal de manera correcta. El español es un idioma tan hermoso y fomentar el spanglish sería deshonrarlo y deshonrarnos. ¿Qué tal si empezamos a hablar el español y el inglés y todos los idiomas que sepamos de manera individual?  Que para estar combinándolos y creando disparates, para eso revivir la jeringoza también.

Advertisements

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s